La situación de las empresas españolas es alarmante. El índice de quiebra resulta descorazonador, parece que las empresas no terminan de consolidarse y alcanzar el éxito. Sin embargo, cada vez hay más empresas de marketing y publicidad que prometen el éxito y la inversión en estos medios no para de crecer. ¿Qué está pasando?

Empecemos por unos datos, en 2011, el 80% de las empresas quebraban en el primer año de formación y, tras cinco años, de las restantes solo permanecían el 17%. O sea, el 96,6 % de las empresas españolas creadas en esos años acababan en quiebra y endeudas.

Según los datos de 2016 se ha mejorado un poco, el 74% de las empresas no superaba el primer año y al cabo de cinco años, de las restantes, solo permanecía el 29%. Por tanto, podemos asegurar que actualmente más del 90% de las empresas acaban en quiebra tras los primeros cinco años desde su formación.

Bueno si, se ha bajado mas de 6 puntos, del 96,6 % de mortandad al 90%. Pero hay gato encerrado, vamos a reflexionar.

Todo esto resulta curioso debido a que esta cifra solo ha descendido seis puntos cuando existen muchísimos más medios para darse a conocer. Vivimos en el boom de las redes sociales, de los blogs, de las páginas web y del marketing digital. Cada año hay más y más empresas que se especializan en marketing digital y ofrecen sus servicios para que las empresas se promocionen y se den a conocer en el entorno digital.

En los últimos años cada vez se invierte más en publicidad y marketing. De hecho,mirando solo la inversión en marketing digital, ha aumentado un 75% en los últimos 5 años.  Si comparamos estos datos, vemos que no existe una mejoría equilibrada respecto a la inversión en marketing en relación al índice de mortandad de las empresas españolas. Por tanto ¿está sirviendo para algo la inversión en marketing? ¿Qué estan haciendo mal los empresarios/as?

Por un lado, se ha incrementado la inversión en Marketing digital y online un 75% ( casi el doble) , por otro, el índice de mortandad de empresas españolas solo ha bajado del 96,6% al 90%. 6 puntos, algo ridículo. ¿Cómo puede ser esto si el marketing digital y online está demostrado que es la vía más económica, rentable y con mayor ROI?

El marketing no es la única salvación para tu empresa

A la vista está que las empresas españolas sí invierten en marketing digital. Aunque esta inversión sea discreta en relación a otros países, no deja de aumentar cada año. Por tanto, las empresas cada vez están más concienciadas de que el grueso del mercado se encuentra en Internet. Sin embargo, las cifras no engañan, las empresas siguen quebrando y a pesar de los esfuerzos en Internet, solo el 10% de las empresas españolas supera los cinco años de vida. Y ojo, superar los cinco años no supone que todo vaya a ir bien siempre.

Hay que entender que hay una diferencia entre hacer marketing y publicidad y realmente vender más. Entre . Entre invertir en marketing y tener un retorno positivo. Entre, con suerte, vender más, y tener beneficios netos productivos. Así que quizás el problema esté en otro sitio, no en el marketing en si. Bueno quizás no, tras años de experiencia en consultoría e innovación aplicada a los sistemas de empresas, lo sabemos con seguridad.

Las empresas españolas no están bien estructuradas

El boom de la transformación digital ha hecho que todos los pequeños y medianos empresarios sientan la necesidad de estar presentes en la red. Probablemente tú lleves una página de Facebook de tu empresa o incluso puede que tengas tu propio blog. No obstante, esto no no te servirá casi para nada.

Muchas empresas españolas tienen otros fallos de base que pasan por alto. Puede ocurrir que te pongas en manos de una buena empresa de marketing y esta te haga despegar un poco y alcanzar a muchas personas conseguir algo de expansión y que marca suene, pero esto no es lo mismo que conseguir más clientes. Hay una gran diferencia entre alcance y que te conozcan a que te compren y ganes dinero con tus ventas. Normalmente lo que ocurre es que las empresas de marketing solo se preocupan por darte a conocer, no evalúan tu empresa de forma global, e integral, en función a tu modelo de negocio para optimizar la conversión en tu cadena de valor.

Supongamos que si, que una empresa de marketing te hace despegar un poco y conseguir más clientes y algo más de ventas.Sin embargo, si tienes otros problemas internos relacionados con la producción, distribución, calidad de entrega en tiempo y forma, etc, no podrás abastecer a los nuevos clientes desde un punto de vista de la eficiencia y la experiencia de marca. La ineficiencia y falta de control en las operaciones ocasionará pérdidas económicas y puede que esto te lleve a cerrar. No es únicamente la falta de nuevos clientes lo que te puede hacer quebrar. Por no hablar de que dada la exigencia de los clientes a día de hoy, si no ofreces la excelencia y una buena experiencia de marca dañará tu reputación y entrarás en caída libre inmediata.

Puedes tener problemas organizativos, departamentos mal orientados, demasiado personal, que este personal no sea lo suficientemente formado en tus procesos, que tu metodología no sea eficiente, que tus procesos productivos estén mal enfocados, que tengas gastos que pueden reducirse fácilmente o que realmente no sepas qué gastos tienes y qué gasto te implica la fabricación de tus productos o la prestación de tus servicios. ( aunque parezca de risa, la gran mayoría de pymes no tienen una idea real de costes reales productivos)  Estos son algunos de los problemas, pero pueden ser muchos más o puede que tengas varios a la vez.

Hay que mirar hacia nosotros mismos

Así pues, párate a pensar y te darás cuenta rápidamente de que no, el marketing digital no tiene por qué ser la salvación de tu empresa. Puede que para que todo mejore tengas que llevar a cabo otra serie de acciones.  Internet es importante, pero no lo es todo. Y para poder acoger una masa amplia de clientes se necesita un sistema de trabajo y una organización muy robustos. Por ello, debes alejarte de esa atmósfera en la que se encuentran los pequeños empresarios sobre el marketing digital.

No debes caer en la idea de que una página de Facebook y un blog o ecommerce van a lanzarte al éxito si tu empresa tiene carencias en los sistemas productivos. De hecho, lo más recomendable es hacer un análisis completo de la compañía. Así pues, examinar la cadena de valor, la eficiencia de los trabajadores y la organización de los departamentos sí puede implicar la salvación y éxito de tu empresa.

A veces es tan simple como tener un plan de negocio y un plan financiero, o como mínimo una planificación financiera medio controlada, cosa que desafortunadamente no suele pasar en las pymes. De hecho, tras más de 10 años de experiencia en la consultoría financiera y productiva podemos afirmar que la gran mayoría de pymes no tienen un control económico de sus sistemas productivos y de distribución. No saben cuanto ganan o pierden al vender sus productos a servicios. Al no tener una planificación de los costes variables más los costes fijos repercutidos por unidad de venta, es imposible establecer márgenes brutos, objetivos de ventas, política de descuentos,etc. Literalmente, se suelen vender a ciegas, y aunque parezca increíble cuanto más se vende más se suele perder.

También es importante prestar atención a los desperdicios. En muchas ocasiones se desperdician recursos que podrían ser invertidos en los departamentos estratégicos. Hay que redireccionar la mayoría de los recursos hacia lo que da valor en una empresa. Y después de esto, podrás preocuparte por hacer acciones de marketing digital que te consigan nuevos clientes. Tras evaluar tu compañía y reestructurarla para aprovechar al máximo los recursos, podrás asumir una gran masa de clientes. Mientras tanto, las acciones de marketing  dejarán aún más a la vista los problemas de base. Y esto, sin lugar a dudas, puede llevar a la quiebra o cese de la actividad de una empresa.

Aunque pueda parecerlo, Internet no es cualquier cosa

Otro fallo que comenten muchas empresas españolas es el hecho de pensar que Internet es un terreno fácil. Bajo ningún concepto debes pensar eso. Internet es un terreno con muchísima competitividad, muchos mitos infundados y mucha desinformación por todas partes.

Por ello, es importante que busques una empresa PROFESIONAL. Y lo pongo en mayúsculas porque se vende mucho humo en muchas empresas. Una vez metidos en faena, la gran mayoría de   acciones resultan inútiles.

También está el otro gran problema de siempre en España. A ver como lo resumimos en una frase. La miseria sólo trae miseria. Esto es buscar lo «baratito» el «que no me cueste mucho». Y aplicado al marketing tenemos al típico freelance, autónomo, community manager, amigo que me ayuda, primo, hijo de amiga, etc. Te suena verdad, es a lo que se suele recurrir en los temas relacionados con el marketing y la creación de plataformas web. Seguimos sin entender como se sigue pensando en España así. O sea, unas de las líneas más importantes  y estratégicas como es el marketing y el posicionamiento online, y es la que más miserablemente se gestiona.

Así pues, a modo de resumen y conclusión, lo más adecuado para evitar la quiebra de tu empresa es analizarla profundamente. Debes tener la mente abierta para poder admitir las disfuncionalidades que encuentres. Y posteriormente estarás listo para buscar una empresa de marketing que te ofrezca resultados, no promesas y estimaciones vacías y sin fundamento.

Y ahora, lo importante para ti, aumentar tus ganancias.

 Comparte este post con tus amigos/as empresarios/as. Quizás enciendas las bombillas adecuadas.